martes, 23 de junio de 2009

H1N1 vs China

La semana pasada tuve mi primera experiencia con un hospital en Pekín.


Una mañana tuve que acompañar a una amiga mía canadiense que ha tenido una reacción alérgica que hizo que se le hinche la cara como si fuera un globo.


Como con temas médicos es mejor no jugársela con la intermitencia y la falta de entendimiento en la comunicación, mi amiga decidió ir a un hospital internacional, de los muchos, o por lo menos varios, que hay en la capital China, en el que he de decir, de paso, que hasta el último mono hablaba perfecto inglés.


Pues llegamos allí, y justo cuando vamos a entrar por la puerta, nos recibe una señorita vestida de azul de los pies a la cabeza, con máscara y protección en los ojos y armada con un termómetro y con una plantilla de pegatinas de círculos amarillos.


El termómetro era de esos que te miden la fiebre o la falta de ella con solo acercarse medio segundo a tu frente, así que antes de que nos diéramos cuenta ya nos había tomado la temperatura y nos había pegado uno de las pegatinas amarillas en un hombro para identificarnos como “libre de síntomas”… del tristemente famoso H1N1 claro.



y es que China está teniendo un extremo cuidado con el virus, esforzándose en intentar que no se propague.


He oído a varios, que han venido recientemente de viaje, quejarse de las esperas en los aviones, de las tomas de temperatura y de las medidas exageradas, porque “la gente no está muriendo de esto” dicen. Pues he de deciros que a mi no me parecen exageradas en absoluto.


Hay que tener en cuenta los antecedentes: en 2003 la SARS (otro tipo de Gripe) se propagó en China, y desde aquí se infectaron ciudadanos de otras 37 nacionalidades.


Aquello fue un desastre para el país, en el que murieron cientos de personas.


Entonces se les acusó de no haber actuado lo suficientemente rápido y haber dejado que el virus se extendiera.


Ahora, parece que ya han aprendido y están siendo extremadamente cuidadosos.


Para empezar hay que tomar en consideración que la gente no está muriendo en los países desarrollados en los que la atención médica es inmediata y las condiciones sanitarias favorables. (Aunque esto no sea cierto del todo: véase los datos al final de este post*)


Pero si este virus llegara a las zonas rurales de China, estoy segura de que se propagaría como la pólvora por las zonas más deprimidas y desfavorecidas, y supondría un nuevo desastre para la población.


Además hay que tener en cuenta otro factor, y que me llamen egoísta si quieren, pero China es uno de los principales destinos turísticos hoy en día, y yo prefiero que el control contra el H1N1 sea exhaustivo, a que un turista descuidado, o un turista que no sepa que ha contraído el virus, llegue al país y propague la enfermedad creando una epidemia.


Sin ir más lejos, ayer un amigo italiano me contaba que estaba esperando que esa misma noche llegara otra amiga común de Australia que iba a quedarse en su casa unos días. La australiana viajaba a Pekín via Shanghai, y en el aeropuerto shanghainés, tras tomarles la temperatura, tuvieron que aislar a todo el avión, porque un señor indio, que curiosamente viajaba sentado al lado de esta amiga, presentaba los síntomas de este tipo de gripe. Como consecuencia, todos estarán aislados en cuarentena en un hotel durante los próximos 7 días.


Yo personalmente estoy extremadamente contenta de que los chinos estén teniendo tantísimo cuidado. De lo contrario, eso significaría que esta chica habría llegado a casa del italiano, todos nos hubiéramos juntado allí para verla y darle la bienvenida, y en unos días, puede que todos estuviéramos contagiados con este virus que ya ha infectado a 52.160 personas de 74 países diferentes, incluyendo a 231 que han muerto por ello. (Sólo en los 3 últimos días se han confirmado otros 7,873 casos, incluyendo 51 muertes).


No creo que nadie pueda criticar a un gigante como China de cuidar a sus ciudadanos (y a los que no lo somos) de contraer un mal innecesario.


Desde aquí le doy las gracias al Gobierno Chino por ello.


*Dejadme que para terminar deje aquí una perspectiva general de la que ya ha sido declarada la primera pandemia del siglo XXI por la OMS:


Según los datos oficiales, los Estados Unidos son los que más casos han confirmado, con un total de 21.449, seguidos por México (7,624), Canadá (5,710), Chile (4,315), Reino Unido (2,506), Australia (2,436) y Argentina (1,010).


En cuanto a las muertes, la mayoría han ocurrido en México (113) y los Estados Unidos (87). Pero también se han dado casos mortales en otros países, incluyendo Canadá (13), Argentina (7), Chile (4) y Colombia (2).


En China, el total de casos confirmados son 441 (sin ningún muerto), de los cuales 227 ya han sido dados de alta y 214 siguen en tratamiento.



Fuentes: Xinhua I, Xinhua II

martes, 16 de junio de 2009

Shang Gay

La semana pasada Shanghai celebró una semana entera del Orgullo Gay. El primer evento de estas características que se lleva a cabo en la China continental.


No es extraño que sea el primero, si se tiene en cuenta que hasta 1997 no se despenalizó la homosexualidad en este país asiático, y es más, no fue hasta 2001 cuando este tipo de orientación sexual dejó de considerarse una enfermedad mental.


Tampoco es extraño que se celebrara en Shanghai, una urbe de 20 millones de habitantes que se vanagloria de ser la ciudad más moderna, cosmopolita y avanzada de la china continental.


Cuando los organizadores empezaron a poner en marcha el evento, con muy buen criterio decidieron limitarlo a locales, y clubs privados y descartaron cualquier tipo de desfile público, para evitar que el gobierno chino se pronunciara en contra de la festividad. Y con pronunciar quiero decir prohibir.


Según varios medios internacionales, la postura oficial de china recientemente, en lo que a la homosexualidad se refiere, ha sido más un “No lo criticamos, pero tampoco lo promovemos”.


Incluso el periódico oficial en inglés, China Daily, publicó una portada alabando la iniciativa y asegurando que esta semana del orgullo Gay en Shanghai, dejaba ver los cambios y los avances que se están produciendo en China en materia social.


Sin embargo, horas, días después, unos cuantos oficiales del gobierno local, se presentaron en distintos establecimientos que se estaban preparando para albergar algún acto o evento en el marco de la festival, y les prohibieron llevar a cabo la proyección de películas, exposiciones fotográficas o representaciones teatrales amenazándoles con “severas consecuencias” si seguían adelante con el programa.


Pero quitando esto, la semana transcurrió sin mayores incidentes.


Yo personalmente estoy segura de que la preocupación del gobierno local estaba más encaminada a que este festival sirviera de tapadera para protestar por algún otro tema, o que pudiera suceder algo que hiciera que el gobierno “perdiera cara” (algo de lo que pudiera avergonzarse).


El China Daily publicó un artículo (del que también se hace eco la agencia de noticias Xinhua) en el que se condena las acciones del gobierno local y el intento por su parte de censurar algunos de los actos programados.


En gran contraste con esta crítica se encuentra el hecho de que ningún medio chino ha publicitado el festival de ninguna manera y parece que los artículos en las páginas inglesas de los diarios chinos son más de cara a la galería que informativos. Es decir, no se informa a los ciudadanos chinos, pero el hecho de que esté en los medios que leemos los extranjeros es una manera de hacer que parezca que apoyan la iniciativa.


En este país, que según el China Daily tiene 30 millones de homosexuales (es decir un 3% de la población), el tema de la homosexualidad es peliagudo, no solo por lo tradicional de la sociedad china, que también, si no porque además uno de los grandes deberes de los hijos es darles nietos a sus padres, algo que queda a años luz (en el caso de la adopción) según están las cosas en este momento en un país el que tampoco es legal el matrimonio entre personas del mismo sexo.


Además hay que tener en cuenta que la política de hijo único deja a la mayoría de las familias con todas sus esperanzas puestas en un solo retoño que si no se casa o resulta ser gay, lesbiana, transexual (o en menor medida bisexual), complica el asunto de los herederos aún más.


Pero como siempre, esto prueba que efectivamente algo se está moviendo en China. Este año la semana del Orgullo Gay ha sido mayoritariamente organizada por extranjeros, a puertas cerradas en recintos privados y con algún problemilla con el gobierno local de por medio. Pero ha sido el primero, y dónde hay un primero, siempre hay un segundo. Como dicen los chinos: Man man zou (despacito, despacito), pero todo llegará.



Fuentes: BBC I, BBC II, BBC III, AFP, The New York Times, Xinhua



El 5º Poder

Hoy, una buena noticia.

Gracias a la indignación popular y al masivo apoyo mostrado por los internautas Chinos, Deng Yujiao, la camarera en un bar de Karaoke de la que hablaba el otro día, ha sido puesta en libertad.

Esta china de 21 años, fue acusada del asesinato de un oficial de la ciudad de Badong, en la céntrica provincia de Hubei.

Aparentemente el pasado 10 de Mayo, dos oficiales intentaron que Deng Yujiao se uniera a ellos para “darse un baño”, y al negarse, el ahora fallecido, Deng Guida insultó, increpó y empujó a Deng a lo que esta reaccionó apuñalando mortalmente al funcionario e hiriendo a otro.

Pero el asunto cambió cuando, debido a las presiones ciudadanas volcadas en Internet, el gobierno local cambió la acusación de asesinato a asalto y prometió un juicio justo.

Según la BBC el juicio concluyó en menos de dos horas, y mientras una multitud esperaba a la salida, la acusada ha sido diagnosticada de desequilibrio mental, se ha establecido que actuó con defensa excesiva, pero ha sido eximida de todos los cargos y será puesta en libertad.

Nunca subestiméis el poder de Internet en un país que no tiene democracia, o al menos que tiene vacíos legales como este.


Fuente: BBC

lunes, 15 de junio de 2009

El Censor en Casa

Los fabricantes de PC han recibido un aviso del gobierno chino recientemente que les insta a preinstalar en todos los terminales que se vendan o importen a China después del próximo 1 de Julio, un nuevo software desarrollado específicamente para bloquear determinados contenidos de Internet a los de esta manera no podrán acceder los ordenadores personales.

En resumen y en mis propias palabras “Si queréis vuestro trozo del pastel en el creciente y jugoso mercado de venta de PC en China, tenéis que ayudarnos a censurar contenido, incluyendo nuestro software personal en los ordenadores que queráis vender en nuestro territorio y a nuestros ciudadanos. Nuestro país, nuestras reglas.”

Por supuesto las palabras del gobierno son mucho más suaves, diplomáticas y políticamente correctas. La intención oficial y reconocida de este nuevo programa llamado “Dique Verde” es “construir un entorno en Internet verde, sano y harmonioso, previniendo que información dañina proveniente de la red influencie y envenene a los jóvenes”

El término verde se refiere a un entorno libre de pornografía. Suena muy bonito, pero el programita ya le ha puesto los pelos de punta a más de uno.

Y es que China cuenta con un mercado de 300 millones de Internautas, en el que el año pasado se vendieron más de 40 millones de ordenadores personales y, pese a la recesión económica se espera que esa cifra aumente en un 3% este año.

Con estos datos de compradores potenciales, que le hacen la boca agua a cualquier empresa, los fabricantes están preocupados por las nuevas regulaciones.

Mientras tanto ya hay quien se preocupa porque este software además de bloquear contenido pornográfico vaya también servir para que el gobierno controle aun más los contenidos de otra naturaleza a los que prefieren que los ciudadanos no accedan, principalmente material políticamente sensible para el gobierno. Vease, todo lo relacionado con los movimientos protibetanos, la organización religiosa Falung Gong, los conocidos y silenciados sucesos de Tian an men, así como cualquier otra información que incomode o ponga nervioso al Partido.

Pero, ¿y cómo exactamente va a funcionar este Nuevo censor?
Pues el gobierno ha dicho que los fabricantes de PC tienen que tener el programa incluido en el ordenador, preinstalada en su sistema o adjunto en un CD. Además, deberán informar al gobierno del número de computadoras que han enviado con el software preparado. Según la nota enviada a los fabricantes “los ordenadores deben preinstalar la última versión disponible del software “Dique Verde” antes de ser vendidos en China” Pero la información no revela sanciones por no cumplir con la exigencia.

Por su lado, los fabricantes aseguran que 6 semanas no es tiempo suficiente para adaptarse a la nueva regulación que además podría permitir al gobierno monitorizar los ordenadores y acceder a la información personal de los usuarios.

La verdad es que los cerebritos del partido se han lucido al inventarse esta nueva forma de Censor en Casa, que lleva el control digital hasta un nuevo nivel. Y por supuesto, el software se actualiza periódicamente para tener al día los contenidos a los que todo un buen ciudadano no debería acceder.

Y por supuesto, los fabricantes pasarán por el aro, como ya lo ha hecho Google, que retira contenidos políticamente prohibidos de sus búsquedas, Microsoft que permite que los censores bloqueen el contenido de su servicio de blogs, o Yahoo que ha sido abiertamente criticado por revelar cierta información personal de un usuario que fue utilizada para encarcelar a un periodista, según The Wall Street Journal.

El caso es que el gobierno tiene la sartén por el mango, y como nadie quiere quedarse sin su trozo del pastel chino (que es muy grande) pues las multinacionales y las grandes corporaciones dan su brazo a torcer desoyendo los intereses de los usuarios y sus derechos y desoyendo hasta el propio sentido común, y aportan su granito de arena a que la sociedad china no avance en materia social tan rápido como debería. Es si, en materia económica va como un tiro. Pero, aunque eso es otra historia, en mi opinión, la una no puede crecer independientemente de la otra.

Supuestamente este “Dique Verde” viene con la posibilidad de apagarlo y neutralizar sus efectos en nuestro ordenador… pero dadas las circunstancias, yo no se si creérmelo.

Pollos, Serpientes e Internautas

China es ampliamente conocida por las algunas de las peculiaridades gastronómicas que se pueden encontrar en sus tierras.


Estas últimas semanas un plato muy de moda, por lo visto, en el sur del país asiático, ha levantado mucho revuelo y no han sido pocos los medios extranjeros que se han hecho eco de la historia.


Resulta que en la provincia de Guandong (o el cantón, sede de la comida cantonesa como nosotros la conocemos) hay unos cuantos restaurantes que están sirviendo un preciado plato, que se anuncia como desintoxicante, que consiste, sin más ni más, en pollo, pero que ha sido mordido previamente, y hasta la muerte, por una serpiente venenosa.


Un video empezó a circular por los portales de Internet chinos, en los que se podía ver como un cocinero aguantaba un pollo vivo en una mano, y obligaba a una serpiente a morder al ave hasta que esta moría envenenada.


Nadie se ha intoxicado por degustar este curioso plato, pero la manera de dar matanza a los pollos ha hecho que la indignación se propague rápidamente por los foros y blogs de habla china.

A raíz de lo cual el gobierno ha pedido a los restaurantes afectados que hagan el favor de dejar de servir dicho plato.


En Occidente, los foros y blogs en Internet son una mera manera de comunicación de la gente, pero en China, la blogosfera tiene más poder del que os pensáis. Aun teniendo la desventaja de la censura, los chinos, han encontrado en Internet la manera de extender sus protestas y de hacerse oír en temas que de otra manera pasarían desapercibidos.


El gobierno central está prestando mucha atención a lo que se habla, se dice se cuenta y se rumorea, en la red y gracias a esta forma de presión social inexistente hasta ahora en China. Incluso figuras de gobiernos locales han sido destituidas por informaciones que se han filtrado en la Web.


Hace un par de semanas era noticia el caso de una empleada de un hotel, que había sido detenida por apuñalar a un oficial de un gobierno local. Empezó a correr por Internet la información de que el oficial en cuestión había intentado forzar a la chica a mantener relaciones sexuales con el, y esta había actuado en defensa propia, apuñalando al señor, para zafarse del abuso.


De nuevo, la indignación popular llevó al gobierno a investigar el asunto y gracias a esto, se supone que la chica tendrá un juicio, quien sabe si justo, pero un juicio al menos.


Si algo he aprendido en estos años es china, es que aquí lo que dicen o hacen los internautas chinos puede mover montañas.


¿No llena esto en parte un vacío legal, un vacío de derechos, aunque no sea de la forma que lo entendemos en Occidente?, ¿No es esto una forma de democracia?


No digo que sea como tiene que ser, ni que sea lo deseable, ni siquiera que sea suficiente, digo, que el gobierno está escuchando al pueblo, y aunque solo actúen por presión popular, está claro que esa presión, a veces, surte efecto.

viernes, 5 de junio de 2009

2 décadas de silencio (Parte II)

Ayer fue 六四 (liu si, seis cuatro), en referencia al 4 de Junio que es como llaman los chinos a lo que en Occidente se conoce como la masacre de Tian An Men.


Dos décadas han pasado desde que el partido comunista silenciase de manera brutal la mayor protesta pro democrática de la historia de China.


Pero en esta nación asiática, el aniversario de los sucesos que conmocionaron al país, y al resto del mundo, pasó, casi casi, sin pena ni gloria, pero, desde luego, con más pena que gloria.


El único lugar en el territorio Chino dónde se conmemoró a la víctimas fue en Hong Kong, dónde una vigilia multitudinaria, a la que asistieron 150.000 personas, según los organizadores, y casi 63.000 según la policía, inundó la ciudad con velas encendidas por las almas de los caídos aquel día.


Foto del NY Times

El resto, sobre todo en la capital, fue silencio, tensión y presencia policial.


La plaza estuvo tomada por la policía, agente secretos vestidos de paisano, furgones policiales y coches sin matrícula.


Los más de 30.000 agentes que ya están empleados a diario en censurar en Internet contenidos que ellos consideran impropios, se afanaron los días anteriores en un intento para evitar cualquier conmemoración pública del aniversario. Como consecuencia, en territorio Chino aparecieron bloqueadas páginas de redes sociales, intercambio de fotos y mensajería, como Twitter, Hotmail y Flickr.


Durante algunos informativos televisivos de las cadenas internacionales, como el de la BBC, las pantallas de las televisiones se fundieron en negro, durante casi 3 minutos, el tiempo que duró un reportaje sobre los acontecimientos de aquel oscuro día de Junio del 89.


Dos décadas después de la masacre el gobierno quiere pretender que nada sucedió en Tiananmen, y por ello ni siquiera los libros de texto mencionan el incidente, que según la línea oficial fue una acción legítima para acabar con la conspiración de un grupo de contrarrevolucionarios.


A estas alturas de la historia, los líderes aseguran que las décadas de crecimiento y prosperidad no habrían sido tales si se hubiera dejado que la situación de caos social que reinaba en la ciudad, según ellos, se hubiera desmadrado, en vez de haber impuesto el orden de la sociedad armoniosa, aunque lo hicieran, como lo hicieron, a golpe de tanque y fusil.


Pero las bases del juego han cambiado ahora, y con millones fuera de la pobreza, un crecimiento desorbitado en los últimos años, dinero en las arcas y una emergente clase social media, el gobierno intenta convencer a la población de que mientras sean prósperos económicamente ese tema y tantos otros no son importantes.


El concepto viene a ser algo así “Ahora tienes dinero, tienes bienestar, tienes un coche, una casa, te puedes ir de vacaciones, tienes ropa de marca y puedes comer a gusto… no te preocupes por la política que eso no es importante… de eso ya nos encargamos nosotros, que a ti sólo te puede traer problemas”


Pero no todos están dispuestos a olvidar, los que se atreven a levantar la voz, encabezados por el grupo llamado “Las Madres de Tiananmen”, siguen pidiendo al gobierno que cambie su versión oficial y que publique las cifras de muertos, que reconozca a los estudiantes y libere a los cerca de 30 presos que siguen encarcelados desde entonces.


Sin embargo, en contraposición a la línea de silencio oficial se encuentra Zhao Ziyang. El que fuera secretario general del partido en 1989, fue el único que se negó a que se impusiera la ley marcial, lo que le costó el puesto en su momento y un arresto domiciliario que sufrió desde entonces y hasta su muerte en 2005. Hace escasas semanas se han publicado sus memorias póstumas y con su libro ha decidido dar su última versión del asunto, aunque haya tenido que ser desde la tumba.


Pero parece que la pesada maquinaria del gobierno no está dispuesta a dar marcha atrás. Parece que intenten que el incidente se disuelva en el tiempo.


Como siempre, los que queremos y confiamos en que China algún día llegará a la meta hacia la que poco a poco ya va encaminando sus pasos, esperamos, o yo por lo menos lo espero, que el día llegue, en que el gobierno y la sociedad de este país sean lo suficiente maduras y hayan recorrido el camino necesario, para que sean capaces de reescribir su propia historia y se reconozca la verdad sobre lo que ocurrió.


Entonces, si es que el día llega, una estatua de la diosa de la democracia se erigirá en Tia An Men, recordando a la que entonces construyeron con papel maché los estudiantes idealistas del 89. Esa misma que los tanques arrasaron un 4 de Junio, acabando con sus vidas y sus sueños velará en Tian An Men por el recuerdo de aquellos que murieron a manos de su gobierno por sus aspiraciones de democracia.



jueves, 4 de junio de 2009

2 décadas de silencio (Parte I)

Silencioso recuerdo de un triste aniversario en Pekín. A estas horas un 4 de Junio de hace 20 años, la plaza de Tian An Men lucía vacía y limpia… pero a esta misma hora los hospitales estaban llenos, y el pueblo Chino lamentaba una tragedia sin precedentes.

Esa misma madrugada, la del 3 al 4 de Junio de 1989 el ejército Chino se hacía paso hasta el centro de Pekín (no sin que la población civil opusiera resistencia) y se encaminaban a los alrededores de la ciudad prohibida para despejar a los manifestantes reunidos en la plaza de Tian An Men desde hacía semanas. Un baño de sangre que enfrentó a un ejercito armado con fusiles de asalto a la población civil en su mayoría trabajadores y estudiantes, frente a la atenta mirada del eterno retrato de Mao Zedong.

Pero, ¿Que hacían allí todos aquellos estudiantes? Hagamos una retrospectiva de los acontecimientos previos que llevaron a la masacre.

Semanas antes, 6 para ser exactos, el 15 de Abril de 1989, había muerto uno de los reformistas más prometedores, y por ello más queridos por los estudiantes e intelectuales del momento: Hu Yaobang.

Espontáneamente muchos estudiantes se juntaron en la mítica plaza para llorar su muerte y apoyar las reformas que Hu quería llevar a cabo. La Plaza de Tian An Men ya tenía entonces un significado histórico y especial, ya que fue precisamente desde la terraza del otro lado del avenida que da la explanada, desde dónde Mao Zedong proclamó la Republica Popular de China, este Octubre hará 60 años.

Días después, del 18 al 21 de Abril, las manifestaciones se extendieron por el resto del territorio Chino.

Con motivo del funeral de Hu, el 22 de Abril, un nutrido grupo de estudiantes, que se contaban a miles, se congregó en la plaza para honrar al reformista.

La manifestación espontánea por la tristeza de la pérdida de un líder querido, se transformó poco a poco en una pacífica protesta por la situación del país, que a ojos de los manifestantes necesitaba reformas.

Cómo siempre que se ve en una situación peliaguda, el Partido se puso nervioso. Y el 26 de Abril, la publicación estatal People’s Daily acusó a los manifestantes en un incendiario editorial de rechazar al Partido Comunista, lo que provocó más manifestaciones.

A principios del mes siguiente, el 4 de Mayo miles de estudiantes marcharon para celebrar el 70 aniversario del movimiento del 4 de Mayo. El movimiento toma nombre de ese mismo día en 1919 cuando otra revolución de estudiantes en contra del Tratado de Versalles, precisamente en la misma plaza de Tian An Men, hizo crecer el sentimiento nacionalista de la sociedad de la época, lo que a la larga propició la subida al poder y la consolidación del Partido Comunista Chino. Con esta inteligente celebración del aniversario del 4 de mayo, los estudiantes del 89 dejaban claro su apoyo al gobierno. Pero no sirvió de mucho.

La semana siguiente, el 13 de Mayo del 89, 160 estudiantes comenzaron una huelga de hambre en Tian An Men, lo que atrajo la simpatía de gran parte de la población.

Pero el gobierno empezó a cansarse de los estudiantes ocupando la plaza cuando el 15 de Mayo Mijail Gorbachov llegó a la capital China en visita oficial, y la recepción de bienvenida planeada en Tian An Men tuvo que cancelarse por las manifestaciones.

La madrugada del 19 de Mayo, el entonces secretario General del Partido, y de ideas reformistas, Zhao Ziyang, al conocer que mientras el se encontraba de visita oficial en Korea del Norte y pese a sus esfuerzos de evitarlo, el Partido había aprobado imponer la ley marcial en la ciudad, se presentó en la plaza con un megáfono e intentó disuadir a los presentes de que desalojaran Tian An Men para prevenir una tragedia mayor.

Zhao dijo: "He llegado demasiado tarde. No podéis continuar así. Nosotros fuimos jóvenes también y teníamos arranques de energía semejantes. También hemos organizado manifestaciones y recuerdo aquella situación. Tampoco pensábamos en las consecuencias"

Pero tampoco esto sirvió de mucho, y aquella fue la última aparición en un evento público de Zhao Ziyang.

Una vez declarada la ley marcial, el 20 de Junio, las tropas entraron en la capital, aunque los civiles intentaron impedir su paso con los medios que estaban a su alcance: construyendo barricadas con los autobuses o los taxis.

Las tropas se retiraron cuatro jornadas después, pero las manifestaciones continuaron en el centro de Pekín.

Finalmente, el 2 de Junio, los líderes decidieron acabar con las protestas por la fuerza.

El día siguiente, 3 de Junio, las tropas volvieron a entrar en la capital desde el este de la ciudad, y como días antes, la población civil intentó detener el paso de los tanques para evitar el confrontación entre las fuerzas del ejército y los estudiantes. Pero esta vez, los militares respondieron con disparos que se prolongaron durante toda la noche y el día siguiente, el 4 de Junio, en otros puntos de la capital, ya que la plaza ya había sido evacuada a la fuerza.

El 5 de Junio se retoma el control completo de la ciudad, y como colofón del descontento popular ante la situación que acababa de tener lugar, quedó para el recuerdo la instantánea del hombre armado con dos bolsas de la compra, plantándose frente a una fila de tanques en la avenida de la paz eterna, Chang An Jie, que cruza con Tian An Men.

Yo era muy pequeña cuando esto ocurrió, y no tengo ningún recuerdo de ello, pero gracias a los medios de información y a las nuevas tecnologías he podido hacer una intensiva búsqueda de datos y fechas, relatos y acontecimientos, distintos puntos de vista y versiones, para por lo menos, hacerme una idea de lo que aquí pasó en aquel año.

Pero muchos chinos jóvenes ahora, 20 años después, no tienen la misma suerte. La mayoría desconocen lo que pasó, y los que lo saben no hablan de ello.

El gobierno hace como que nada ocurrió y se esfuerza en ignóralo… y en que otros lo ignoren.

En el próximo post veremos cuál es el legado de estas 2 décadas de silencio. Que está pasando y que no esta pasando en Pekín en el aniversario de una de las mayores tragedias y secretos a voces de la historia moderna de China.

martes, 26 de mayo de 2009

El Manjar del Dragón

Esta es una corta semana laboral en China. Y es que a final de esta semana los chinos, y los que no somos chinos pero vivimos aquí, vamos a poder disfrutar de un largo puente con motivo del 端午节 (Duan Wu Jie, o en inglés, Dragón Boat Festival, o Fiesta del Dragón) que se celebra cada año el quinto día del quinto mes del calendario lunar chino, y que este año cae en 28 de Mayo.


Pues iba yo hoy a comprar algo de carne al mercado, cuando me he encontrado a mi carnicera precisamente preparando el manjar típico de esta inminente festividad: los ZongZi. Una especie de bola de arroz, o mejor dicho pirámide de arroz, con diferentes rellenos y envuelta en una hoja de bambú.


Por lo que he podido ver hoy, y contrario a lo que yo pensaba, estos ZongZi, se preparan dentro de la hoja con el arroz crudo, sin cocer, y es una vez aliñados y atados cuando se cuecen.


Ella estaba usando para el relleno una especie de fruto seco, como ciruelas pasas, una mezcla de grano, como guisantes y alubias, pero chinas, y sorprendentemente, un embutido que olía a fuet y que me ha dicho que era carne que se prepara y seca en invierno (o sea, fuet chino).


La verdad es que los que ella estaba preparando tenían una pinta muy apetecible, y me ha dicho que vuelva mañana, que ya estarán listos para comer.


Hasta entonces veamos como se prepara este manjar asiático:


video

viernes, 15 de mayo de 2009

Como Colonia Para Las Heridas Comunistas

Más de un alto cargo del Partido Comunista de China tiene que tener hoy un dolor de cabeza importante… o una úlcera más bien.


¿Y que es lo que les puede producir este malestar? Pues que resulta que hoy es noticia que ya se han publicado en inglés en Hong Kong, y que se van a publicar en Chino a finales de este mes, las memorias de Zhao Ziyang, el que fuera el líder del Partido Comunista de China cuando se desató la masacre de Tian An Men en 1989, y que fue además uno de los padres de las reformas económicas en China, aunque el crédito histórico haya sido sólo apuntado a Deng Xiaoping.


En lo relacionado con sus ideas de reforma Zhao era mucho más liberal que el conservador Deng, que se llevó, a posteriori, todo el mérito. En su libro Zhao dice cosas como esta: “Podemos decir que si un país quiere modernizarse, no debería solo implementar la economía de mercado, sino que también debería adoptar una democracia parlamentaría como sistema político”. Tiene sentido, ¿no? ¿Que gallo hubiera cantado en China si no se hubiera destituido a este prometedor político? Eso nunca lo sabremos, pero su seguro incendiario libro promete desvelar muchas incógnitas al respecto.


Y es que estas memorias llegan en el peor o el mejor de los momentos, depende a quien le preguntes, cuando quedan escasas semanas para el 20 aniversario del incidente que conmovió al mundo, que el Partido lleva intentando tapar dos décadas y que tendrá lugar el próximo 4 de Junio.


El libro en cuestión se llama “Prisionero del Estado: El Diario Secreto de Zhao Ziyang”.


Zhao fue expulsado del Partido tras su apoyo a los estudiantes durante las manifestaciones previas a que se desatara la represión militar en la capital China. Zhao fue también el único que se opuso, sin éxito, a que se impusiera la ley marcial para controlar las protestas.


Desde que fuera destituido, Zhao estuvo bajo arresto domiciliario durante 15 años, hasta que murió en 2005 sin reconocimiento por parte del Partido y sin el funeral de Estado que le hubiera correspondido según su rango.



El libro, publicado 4 años después de su muerte, ha sido editado a partir de unas 30 horas de cintas grabadas en secreto por el ex líder comunista durante su arresto domiciliario y que fueron sacadas del país clandestinamente, según informa la agencia de noticias Reuters.


Para evitar que el Partido hiciera de las suyas para enterrar las memorias de Zhao, el proyecto se ha mantenido totalmente en secreto, tanto, que según declaraciones de la hija de Zhao a la BBC, ni siquiera ella sabía nada del libro.


En él, Zhao afirma que “En la noche del 3 de Junio, mientras estaba sentado en el patio de mi casa con mi familia, escuché un intenso tiroteo. Una tragedia que impactará al mundo no se ha evitado, y está sucediendo finalmente.”


Zhao se opuso a las medidas represivas que desde el gobierno tomaron contra los estudiantes que se manifestaban en la céntrica plaza de Pekín. Pekín actuó asustado porque éstas se desmadraran y acabaran con el poder como estaba sucediendo en los gobiernos comunistas de Europa del Este, que se estaban derrumbando por momentos.


Pero en sus memorias Zhao sentencia “Me dije a mi mismo que fuera como fuera me negaba a convertirme en el Secretario General del Partido Comunista que movilizó a las fuerzas militares para reprimir a los estudiantes.”


Según diversas fuentes, la madrugada del 19 de Mayo, horas después de que fuera declarada la ley marcial, Zhao apareció en la Plaza de Tian An Men armado con un megáfono, y con lágrimas en los ojos intentó convencer a los estudiantes, también sin éxito, de que abandonaran la plaza. "He llegado demasiado tarde. No podéis continuar así. Nosotros fuimos jóvenes también y teníamos arranques de energía semejantes. También hemos organizado manifestaciones y recuerdo aquella situación. Tampoco pensábamos en las consecuencias". Este acto sentenció su carrera y nunca más fue visto en público.


En sus memorias, Zhao también asegura que lo que los estudiantes pretendían era que el Partido enmendara sus errores, y no derrocarlo como los altos cargos creyeron en su momento, una impaciencia e inseguridad que desencadenó la cruenta represión de la que no se tienen datos oficiales y que sigue siendo tabú a día de hoy en el país asiático.


Ya hay quien asegura que la distribución de “Prisionero del Estado: El Diario Secreto de Zhao Ziyang” se prohibirá en la China continental, pero aún así yo estoy segura de que encontrará su camino abriéndose paso en la blogosfera china, ya que promete desvelar mucha información sobre una de las figuras claves que vivió los, desde entonces globalmente polémicos, acontecimientos y que afortunadamente, no se ha llevado sus secretos a la tumba.


Mucho hay que decir, contar y reflexionar, no sólo sobre los antecedentes y las consecuencias, sino también sobre la espiral de silencio que rodea al momento histórico desde entonces.


Pero ese tema, como bien se merece, lo trataremos en otro post.



Fuentes: Guardian.com / BBC.com

jueves, 14 de mayo de 2009

Selectividad y Robo de Identidades

Pongámonos en situación:

Tú eres un oficial de policía, para más datos, de la oficina de seguridad pública del condado de Shaodong, en la sureña provincia de Hunan. Tienes una hija, previsiblemente única debido a la política de planificación familiar del gobierno del Partido Comunista Chino. Pero, según parece, tu único vástago ha resultado ser un poco zote y ha suspendido el examen de entrada a la universidad (lo que en España antes equivaldría a la selectividad.. creo que ahora ni eso) y claro, el poco éxito de tu hija te va a hacer perder la cara frente a tus amigos y colegas, porque en China los logros o las pérdidas personales van solo encaminados a llenar de orgullo o vergüenza a los padres, y no están tan relacionados con la individualidad como se puede entender en Occidente. En China, si tú suspendes, la culpa es de tus padres que no han sabido educarte bien, y no tuya propia porque no has sido capaz de hincar los codos y centrarte en tus estudios.

El caso, es que como oficial de policía con guanxi (contactos y enchufes) y acceso a papeles oficiales, ante el fracaso de tu hija tienes tres opciones:

a) La reprendes, la castigas sin verano y consigues que estudie más el próximo año para que pueda repetir y aprobar el examen y acceder a la universidad. (Lo que hace que sigas perdiendo la cara por que tu hija no ha sido capaz de entrar a la universidad en su primer año.)

b) La das por perdida y la buscas un trabajo como modelo de pies o cajera en un supermercado. (Lo que hace que sigas perdiendo la cara porque tu hija no ha sido capaz de entrar a la universidad.)

c) Falsificas documentos oficiales, robas la identidad de una de sus compañeras de clase que sí que ha trabajado duro y ha sacado buenas notas para poder abrirse camino desde su origen campesino, y haces que tu hija vaya a la universidad de todas todas, aunque tengas que empezar a llamarla Ana en vez de María.

¿Y a que no adivináis que opción eligió el Sr. Wang Zhengrong? ¡Premio! Zhengrong optó por la respuesta C, asegurándose así de que su hija, aunque no se lo mereciera, tuviera un puesto en la universidad, condenando a su compañera de clase a otro año de colegio para poder volver a hacer un examen que ya había aprobado.

Esto es exactamente lo que le pasó en 2004 a Luo Caixia, que se dio cuenta de que algo raro estaba pasando con su identidad cuando fue a un banco a intentar pedir una tarjeta de crédito y se la denegaron porque aparentemente sus datos personales pertenecían a otra persona.

A partir de entonces, Caixia está intentando ponerle solución a su problema de identidad por la vía legal, ya que dice que no puede pedir certificados escolares u otros documentos oficiales que necesita porque estos ya han sido enviados a la otra persona que está usando su nombre.

Pero como en el fondo el tiempo pone a cada uno en su lugar, Luo Caixia consiguió su merecido puesto en otra universidad, y el policía Wang Zhengrong ha sido arrestado y acusado de falsificación y alteración de documentos y sellos oficiales… y, supongo yo que alguien debería acusarle también de suplantación de identidad.

Pero, ¿cómo pretendía vivir el padre sabiendo que su hija no debía tener lo que tenía y que estaba arruinando la vida de otra pobre niña? Aunque seguramente la hija no tuviera ni voz ni voto en este asunto, ¿cómo se sentiría sabiendo que su padre estaba tan avergonzado de ella que cambió su identidad por la una compañera más lista aunque con una posición social menos agraciada?

Y al final el padre, por no saber afrontar su realidad, y por intentar no perder la cara, ha perdido hasta la libertad.

Moraleja a): La próxima vez falsifica las notas pero no robes identidades, que te pueden descubrir.

Moraleja b): Si tu hija no es muy lista, o simplemente es una vaga, apechuga, anímala a que sea buena en algo que esté al alcance de sus posibilidades, o a que se centre en sus estudios, y quiérela igual.

¿Cuál de las dos moralejas elegiría el policía?

Fuentes: Reuters.com / BBC.com

Rabietas Chinas

En Pekín, no es extraño encontrarse la siguiente estampa en el metro o en alguna acera en medio de la calle:

1. Una pareja joven de entre, aparentemente, 25 y 35 años (que con los chinos nunca se sabe), están de pie parados. Ella gritando con voz aguda y haciendo aspavientos, y él, con la cabeza agachada, sin rechistar, aguantando el chaparrón mientras los otros chinos viandantes les miran y se ríen.

Hay otra variante, la 2, menos escandalosa, que consiste en ella parada de pie, visiblemente muy enfadada, haciendo pucheros cual parvularia en medio de la calle, rehusando a reanudar el paso, y él intentando convencerla para que se mueva, para lo que la agarra del brazo, lo que lleva a que ella se enerve tanto que se suelta con un rápido gesto y, o bien se pone a llorar, o bien volvemos a la variante número1.

Estos episodios, que ya digo son frecuentes, me sorprenden cada vez que los veo y tiendo a simpatizar con el pobre novio que pasados los 20 tiene que seguir lidiando con una novia que actúa como si tuviera 6. Aunque ya se sabe que sarna con gusto… pues no pica. Lo único que me molesta es no entender mejor chino para poder ver cual es la falta tan grave que ha cometido el novio para merecer semejante reprimenda pública.

El caso, es que hoy he encontrado un video que está causando revuelo en la blogosfera China, en el que los protagonista son, aparentemente, una pareja de Shanghai, que ya han pasado los 35 de lejos, al menos él, y que montan el numerito en un concesionario.

Ella decide que quiere un coche, él le dice que no le va a comprar el coche, que no le pega, ella se enfada y responde ya con gritos y malas formas que sí, que claro que el coche le pega, él argumenta que cada vez que salen de compras es igual, que no le va a comprar el coche… todo esto ante el ojiplático vendedor… y entonces… la tarada de ella se mete en el coche y lo arranca “conduciendo” para adelante y para atrás dentro del concesionario haciendo caso omiso del novio y el vendedor que la instan a bajarse del coche. El novio, no se si movido por la vergüenza o por la rabia, empieza a gritar “!Para, para, ya lo compro, ya lo compro!” (wo mai le!, wo mai le!) mientras saca la tarjeta de crédito, se la muestra a la mujer y se la entrega al vendedor que se dirige al mostrador a hacer efectiva la compra.

Pero veamos las imágenes, que no tienen desperdicio.

El vídeo, que fue colgado en Internet hace 4 meses, ya ha tenido más de 1.7 millones de visitas y ha creado algo de polémica.

Unos dicen que no parece que la pareja sea de Shanghai por que lo que hablan es mandarín y no el dialecto Shanghainés. Otros dicen que puede que sea sólo un producto de márketing viral del concesionario o la marca de coches para publicitarse, y hay incluso quien, creyéndose la historia, aplaude a la mujer porque al final ha conseguido lo que quiere… y yo… yo simplemente alucino.


Fuentes: Reuters.com / Youku.com

miércoles, 13 de mayo de 2009

Altos y Bajos

Pekín, es lo que tiene, inspira sentimientos contradictorios.

Unos días, los menos pero los hay, me levanto con poca paciencia para con esta gente. Me crispan sus maneras, me enerva su forma de hacer las cosas, y me frustra la falta de fluidez en la comunicación.

Otros días, los más, me siento como en casa, paseando por mi barrio, recorriendo los Hutongs, reconociendo las esquinas, y siendo, por fin, capaz de discernir cual es, si este o aquel, el lado Norte de la calle. Algo (conseguir orientarme según los puntos cardinales) que sin duda no puedo hacer en mi querida capital española, pero que ha resultado ser imprescindible, y muy divertido y gratificante dicho sea de paso, en la capital China.

Pero todavía queda otro tipo de días, cómo hoy, en los que me siento, no solo cómoda, si no feliz y entusiasmada de vivir en esta intrigante, complicada y a la vez simple, cambiante y fascinante ciudad.

Y es que un día como hoy, me veo a mi misma sonriendo por las calles y a la gente, encantada de compartir asiento y vida con esta raza de asiáticos milenarios.

En un día como hoy, me quedo corta de adjetivos positivos.

Sí, los chinos eructan y escupen en la calle.

Sí, los baños públicos huelen mal (pero al menos los hay).

Sí, a veces la manera de razonar de los chinos se presenta inconcebible.

Sí, a veces este es un país desquiciante.

Pero no, no me canso de vivir aquí.

No me canso de despertar cada mañana con el reto de superación que supone comunicarse.

No me canso de exponerme a una cultura tan desconocida que tiene tanto que transmitir.

No me canso de aprender cada día algo nuevo que me ayuda a comprender la diversidad de la vida y la mente humana. Cómo cambian las concepciones sobre la existencia en los distintos puntos del planeta, y cómo las diferencias son más enriquecedoras que problemáticas. Cómo no todo es según yo lo entiendo y lo he aprendido, lo que me ayuda a crecer como persona.

No me canso de valorar lo que tengo a través del contraste con la escala de valores de los chinos tradicionales.

No me canso de abrir mis miras tratando de comprender la lógica del dragón.

No me canso de leer los problemas y formular las críticas al respecto.
Y sobre todo, no me canso de ver los avances, el desarrollo y los cambios del país.

Como un adulto que se emociona viendo los pasos tambaleantes de un niño que empieza a andar, así nos sentimos los que queremos a China, que pronto cumplirá 60 años como nación. Y aunque se tropiece, se caiga, se equivoque y cometa errores, la vemos levantarse y volver a retomar el paso.

No. No me canso de Pekín.



El Reloj en Wenchuan

Las fotos que no pude encontrar ayer sobre el monumento que inauguraron con motivo del primer Aniversario del Terrmoto de Sichuan que dejó muertas o desaparecidas a 90.000 personas y a otros 15 millones de desplazados.



Como véis El reloj, que está situado en Wenchuan, el epicentro del desastre natural, está partido a las 2.28 (de la tarde), hora exacta en la que tuvo lugar el seísmo de 7.9 grados en la escala Richter, que por su fuerza se pudo sentir hasta en Pekín, aun estando ambas ciudades separadas por 2000 Kilómetros de distancia.


Fotos: Xinhua
via China daily

martes, 12 de mayo de 2009

Primer Aniversario del Terremoto de Sichuan

Hace exactamente un año, un devastador terremoto sacudió las vidas de millones de personas en China dejando tras de sí 90.000 muertos y desaparecidos y 15 millones de desplazados, según los datos oficiales.


Hoy 12 meses después se recuerda el desastre que conmocionó al país asiático en la cuenta atrás a los Juegos Olímpicos de Pekín el pasado verano.


El seísmo de 7.9 grados en la escala Richter, arrasó el centro de China y se llegó a notar hasta en la capital, situada a 2000 kilómetros de distancia. Hoy diversas conmemoraciones se han llevado a cabo en distintos puntos del país.


En Wenchuan, epicentro del terremoto, se ha inaugurado una escultura de un reloj partido a las 2.28, hora exacta en que se desató el seismo, en un acto al que han asistido el presidente Hu Jintao y otros dirigentes del gobierno.


Beichuan, otra de las ciudades más castigada por la tragedia, en la que solo 4000 de los 22000 residentes consiguieron sobrevivir, se ha convertido en punto turístico y de peregrinación donde los chinos acuden a ver con sus propios ojos las ruinas de la devastada ciudad.


La nueva Beichuan y sus supervivivientes serán trasladados a 23 Km de su antigua localización, y las ruinas serán reconstruidas en un centro conmemorativo para que la historia pueda recordar uno de los mayores desastres naturales a los que se ha enfrentado China en décadas.


Nadie olvidará y nadie será olvidado. Así es cómo se expresa el país en un aniversario que presenta el recuerdo de una nación que se unió ante el desastre y que se hizo fuerte para sobrellevar la tragedia.


Pero esta no es la opinión de los padres de los más de 5300 niños que perecieron bajo los escombros de los numerosos colegios que se derrumbaron en Sichuan hoy mismo hace un año. Los padres culpan a la corrupción del gobierno local y alas constructoras, que supuestamente levantaron los colegios bajo estándares de calidad deficientes. El gobierno les prometió una investigación para aclarar las causas que llevaron a tantos centros escolares al colapso, pero lejos de dar una explicación, Pekín ha asegurado que no fue un error humano y que no se puede culpar a nadie por ello.


Mientras continúan los esfuerzos de reconstrucción que se esperan se den por finalizados en Septiembre del año que viene, China recordará este día como uno de los más negros de su historia moderna.